13 feb. 2016

21.00

Acabar el día con el cuerpo dolorido, el pelo mojado y el estómago lleno de ganas de ti.

Ganas de verte, de que rodees mis hombros con tu cuerpo.
No es raro que quiera que me cuides.

Por lo que me han dicho, el jueves estuve deshidratada.
Hoy estoy baja de endorfinas.

He leído esta mañana, pero no hay Palmeras suficientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario