29 feb. 2016

Alimentos de fábrica

Ya me cabree por la publicidad a ciertas precauciones sexuales.
Hoy voy más por cosas del día a día.

Qué empresas deciden abrirse mercado en unas intolerancias alimenticias sí y en otras no?
En qué factores se basan para dar prioridad a una?

Desde pequeñita sé que las naranjas que compramos no vienen del árbol. Antes han pasado por miles de manos, algo así como la visita que hicimos con el colegio a cierta empresa cárnica.
Así que porqué nos venden sacarina (líquida o en pastillas), lavaplatos con pH neutro, café sin cafeína, cacao sin azúcar... Y tan pocos productos lácteos sin lactosa?

Hace mucho tiempo ya, en Barcelona, una primilla mía no podía tomar gran variedad de papillas por esto.

Y una compañera de curso, que tenía alergia a la proteína del pescado.

Vitaminas en pastilla, hierro en forma de ampollas, antihistamínicos (que vete tu a saber cómo están hechos).
Pero cuidado, que importa muchísimo más que la leche para biberones sea semi desnatada que ofrecer productos para intolerantes

Mejor no escribo más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario