28 feb. 2016

Reconquista

Nadie como tú sabes lo que me molesta estar más frágil de lo normal, que se tengan que adaptar más que de costumbre.

Ha sido como volver a los inicios.
Recarga necesaria de sueño, acostumbrándome a las sensaciones, tú amoldado a mis extraños ritmos.

Al final habrá tiempo récord de recuperación.
Sonreír, planificar lo justo y ayudando.
Te suena?

Has conseguido que no tiemble, que mi respiración sea normal.

Las mismas preguntas, la misma lentitud, los mismos cuerpos.

Terminando batallas psicológicas que ni tú mismo creaste, haciendo suspirar y consiguiendo con tus manos que todo parezca fácil, también latir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario