13 abr. 2016

De temporada

Besos ácidos de fresa, dulces si son con nata.
Suavidad de melocotón.

Besos que nunca engordan.
Vitaminas naturales.
Agua que hidrata sonrisas. Y miradas.

Prendas de ropa que sobran.
Saludos al sol.
Noches más cortas, tan aprovechadas.

Yo ya tengo playa.
Un lugar en el que naufragar tras un invierno tormentoso, difícil.
Donde sentirme salvada.

Te tengo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario