3 jun. 2016

Magia del verano

Esta mañana he sentido un avance de este verano.

Me he propuesto reordenar mis aficiones y mi tiempo.

Tú sabes lo encerrada que estuve en libros, al tuntún, sin ser fan del autor ni el género.
He decidido dejar espacio en vida para todo eso que está de cualquier manera, como cabe.

Seguiré escribiendo, por supuesto.
Pero quiero sustituir todas esas horas, sentada en el sofá o recostada en la cama, por ejercicio físico.
He recordado lo bien que sienta psicológicamente, y mi cuerpo necesita retomar hábitos.
Quiero estar morena, y que no sean 3 horas en canoa.

Quiero hacer las cosas bien.

Soñar con mis ilusiones, no otras leídas.
Sentir calor sobre mi espalda, y, por qué no, oír de cerca la voz de algún niño pequeño.
Te reirás cada ve que me ponga las gafas de sol, me reiré cada vez que parezca un niño.

Qué ganas, de verdad, de viajar.
Puede que este año consiga otra botellita de arena, o no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario