2 sept. 2016

El yoga parece que me acerca a la paz

Esta noche te he sentido como ayer por la tarde.
Fue increíble, te lo dije; simplemente con una mano descansando en mis costillas y si entiendo tu calor o su recuerdo.

De todos los sueños que he tenido desde que somos tú y yo, mi preferido fue el de ayer.
Lo más simple, lo más inocente, pero lo mejor.

Qué más dará un papel en los juzgados o un empadronamiento.
Tener o no una llave.

Dejando a un lado ése sueño, me siento bien en mi hoy; leo menos, me cuido más, me tomo el toga cono algo necesario en vez de un lujo.

Estoy bien en todos los sentidos.
Por fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario