23 sept. 2016

Qué bonito es no recordar con excesiva nitidez ciertas escenas.
Qué bonito es no tener miedo a crear otras mejores.

Cuánto pesan los ojos cuando no descansas bien, cuando los recuerdos te aplastan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario