13 oct. 2016

A casa

Qué fácil, qué simple, qué grande.

De pequeña me costó entender de house no era casa, sino el sitio.
Para qué queremos muros, paredes, un parqué recién puesto... si nos falta la calma?

"Quiero llegar a casa" demasiadas veces significa "quiero que me escuches, que me envuelvas en tus brazos, que me hagas crujir por dentro y no duela".
"Vamos a casa" se refiere más a "vamos a descansar, a desnudarnos de tanto postureo" antes que ir hasta una dirección X, con llaves X.

Y en home sweet home preferiría que describiese una temperatura, porque sabores hay muchos.

Para mi despertarme en casa significa salir de la habitación y oler a café, que las galletas ya vendrán.
Andar por casa es cambiar tacones por zapatillas blandas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario