24 nov. 2016

Arcoiris sobre una pared pintada

No sé exactamente cómo me siento.
Sé que es algo bueno, ya sin vértigo, con ilusión y sin esa necesidad de cerrar los ojos para retener el momento.

No quiero retener nada.
Quiero novedades, y no soy "racista de momentos".
Lo gris también es vida, y , aunque suelan doler, esos momentos inexactos son días importantes, como las entregas de llaves, las graduaciones y las despedidas.
Pierdes algo para ganar un paso más.

Y no sé qué color es hoy.
Rojo porque es pasión.
Amarillo porque es ilusión.
Algo de brillo por una sensación única.

No sé qué color es hoy.
Y no voy a robar frases de libros ni canciones.
Pero Alborán y Eyre tienen parte de este color.

Quizás me creísteis sonreír cuando más quería huir, pero lloro de la emoción cuando latís junto a mí, y puede que mi color preferido sea confiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario